Buscar

¿Para qué pedir un financiamiento?

Al momento de estar planeando tu vida, uno de los temas más relevantes siempre será el dinero. ¡Lo necesitamos para casi todo! Tener un buen flujo de dinero nos facilita muchas cosas: pagar la colegiatura de nuestros hijos, adquirir tal vez un automóvil y hasta poder salir de vacaciones.



Aunque puede ser un tema muy abrumador para muchos, algunas entidades ofrecen créditos o préstamos que puedes utilizar para cubrir algunas de estas necesidades (o caprichos 😉). Te platicamos algunas razones por las cuales solicitar un crédito:


Remodelación

Seguramente a lo largo de los años has querido remodelar tu casa o cambiar una que otra cosita que crees pueda estar mejor. Puede que necesites cambiar el sillón, tu recámara o te hayas dado cuenta de que tu lavadora está fallando y quieres reemplazarla. Hay empresas como Graviti que te brindan un financiamiento cómodo, con plazos y pagos muy accesibles para que no sueltes todo tu dinero en un sólo pago. Más información aquí.



Querer ahorrar

Suena un poco ilógico… ¿Cómo voy a deber dinero si lo que quiero es ahorrar? ¡Muy sencillo! Los créditos te permiten pagar montos menores a los de contado, permitiendo que tengas mayor liquidez y puedas destinar tu dinero a distintas cosas y no solo a una. Podrías comprar un refrigerador y pagar el monto completo de contado o bien, solicitar un financiamiento e ir pagándolo a quincenas o meses.



Aprovechar descuentos

Me ha pasado que en los momentos más inesperados me llegan promociones y descuentos de todo. Viajes, electrodomésticos… ¡Hasta en clases y cursos! Es buena idea adquirir este tipo de productos o servicios que necesitas cuando cuestan menos de lo normal, eso ya lo sabemos, pero no siempre nos alcanza porque realmente no estábamos considerando el gasto en ese momento. ¡Busca un préstamo! La clave es pagarlo a tiempo y así evitar intereses… Aquí te dejo un link para obtener electrodomésticos sin intereses moratorios.



Pagar tus deudas

¿Pedir prestado para volver a deber dinero? Puede que se te hayan acumulado pagos y se hayan sumado intereses a tu deuda. Una de las soluciones más rápidas es pedir otro crédito para que puedas pagar todo eso que ya debes y volver a empezar desde cero con las deudas acumuladas. ¡Piénsalo! Podría salirte más barato.