Buscar

Realiza tus compras sin tarjeta de crédito o débito

Comprar en línea se ha vuelto uno de los métodos más utilizados en los últimos años y todo se lo debemos al internet. Lo fácil que es adquirir productos y servicios con tan solo algunos clics ha logrado que muchos de nosotros prefiramos este método de compras… ¿Apoco no?



Cada vez es más común que encuentres tus productos favoritos en más de una tienda en línea, con diferentes métodos de pago y en algunos sitios hasta te regalan el envío. ¡Qué maravilla! Y bueno, las compras online no son la primera opción de todos. Ya sea que no cuentes con tarjetas bancarias o bien, te genere desconfianza dejar tus datos en páginas web, ¡hay más opciones!


No te preocupes mucho, que ahora comprar por internet es muy seguro y con la finalidad de garantizar que el proceso de compra sea accesible y seguro, han surgido muchas alternativas de pago que te permitirán hacer de tus compras una experiencia mucho más agradable para ti. Sin tarjetas y de la manera más sencilla que te puedas imaginar.


Pagos contra entrega

Así como lo lees. Los pagos contra entrega son eso: pagas cuando te entregan el producto. Muchas veces los negocios que manejan este tipo de pago, tienen tiendas físicas o envíos a domicilio. Es una de las maneras más sencillas y confiables de hacer las compras sin salir de casa.


Pagos en tiendas de conveniencia o autoservicio

Cada vez es más común encontrarte con el logo de tiendas como Oxxo o Farmacias del Ahorro a la hora de llegar al carrito de compras de una tienda en línea. La comodidad que nos brinda esta opción es que existe al menos una de estas tiendas cerca de nosotros. ¿Cómo funciona? Haces tu compra en línea y la empresa te lo aparta hasta que hagas el pago en alguna de estas tiendas. Posteriormente proceden a confirmar el pago y enviar tu producto.


Compra ahora, paga después

Esta alternativa de pago es una de las más innovadoras del momento. Empresas como Graviti se encargan de pagar la totalidad del producto que necesitas mientras ellos te ofrecen a ti un crédito o financiamiento para que lo vayas pagando poco a poco sin necesidad de tarjetas. Los pagos los puedes hacer desde tu celular o en tiendas de conveniencia (como lo mencionamos en el punto anterior). Súper sencillo, ¿no? Puedes cotizar aquí.



Comprar en línea no tiene que ser complicado, con cualquiera de las opciones anteriores podrás disfrutar de tus productos favoritos sin necesidad de tarjetas de crédito o débito. Así que quédate tranquilo y compra, elige la opción de pago que mejor se adapte a tus necesidades y verás que es muy sencillo.